Pulpería Quilapán

¡Este lugar tiene una historia!

Compartir en redes

¡Escuchá esta historia!!

La Pulpería Quilapán es una casona típica construida alrededor de 1860.

Fue una vivienda colonial de 11 familias, luego conventillo y más tarde tintorería. ¡Hasta funcionó un taller mecánico! Al haber pasado por muchos dueños, la propiedad se modificó con los años. En los 80’, fue sede de la Fundación San Telmo, un importante espacio cultural del barrio que cerró sus puertas en el año 92.

Desde 2012 funciona la pulpería Quilapán.

Un equipo de arqueólogos participó en la puesta en valor de la propiedad, con un proyecto que intentó volver a los planos originales de la casa del siglo XIX, devolviendo a la manzana su pulmón verde, su historia y su estilo colonial.

Las pulperías eran un tipo de comercio muy común en las regiones de América que dependían de España y proveían los elementos indispensables para la vida cotidiana, desde comida y bebidas hasta velas, carbón y remedios. Además, también eran lugares de encuentro social, intercambio de noticias y ocio, con juegos de dados, cartas y expendio de bebidas.

¡Visitá la pulpería y descubrí la historia de esta casa y sus descubrimientos arqueológicos mientras disfrutás de la típica cocina criolla!


The “Pulpería Quilapán” is a typical large house built around 1860.

It was a colonial house for 11 families, then a tenement house and later a dry cleaner's. It was even a mechanical workshop! Having passed through many owners, the property was modified over the years. In the 80's, it was the headquarters of the San Telmo Foundation, an important cultural space in the neighborhood that closed its doors in 1992.

Since 2012, the “Pulpería Quilapán” has been operating there.

A team of archaeologists participated in the restoration of the property, with a project that tried to go back to the original plans of the 19th century house, giving back to the block its green lung, its history and its colonial style.

The “pulperías” were a very common type of commerce in those regions of America that depended on Spain and provided the indispensable elements for daily life, from food and beverages to candles, coal and medicines. In addition, they were also places for social gatherings, exchanging news and leisure, with dice and card games and the sale of beverages.

Visit the pulpería and discover the history of this house and its archaeological discoveries while you enjoy the typical Creole cuisine!