Miércoles 04 de Junio de 2014

Piedad

El Papa afirmó que se trata de una gracia que refiere a la amistad con Dios, a la confianza filial que permite rezar y darle culto con amor y sencillez. La palabra piedad, explicó Francisco, no tiene el sentido superficial con la que a veces se la utiliza.

Compartir en Redes

Video: Gentileza Romereports

Como todos los miércoles, el Papa encontró a los miles de peregrinos concentrados en la Plaza de San Pedro para escuchar su catequesis semanal. En esta ocasión, el Santo Padre puntualizó sobre el don de la piedad, y afirmó que se trata de una gracia que refiere a la amistad con Dios, a la confianza filial que permite rezar y darle culto con amor y sencillez.

La palabra piedad, explicó Francisco, no tiene el sentido superficial con la que a veces se la utiliza para dar cuenta de la lástima o pena que se siente por alguien; sino que permite vivir como verdaderos hijos de Dios, con lo cual lleva también a amar al prójimo y a reconocer en él a un hermano.



El Papa dijo que la piedad incluye la capacidad de alegrarse con quien está alegre y de llorar con quien llora, de acercarse a quien se encuentra solo o angustiado, de corregir al que yerra, de consolar al afligido, de atender y socorrer a quien pasa necesidad. Todas obras de misericordia que la Iglesia recomienda practicar a los fieles.

“Entonces -exclamó el Papa- ¡sí que estamos movidos por sentimientos de piedad -no de pietismo-! '¿Por qué digo piedad y no pietismo? Pues porque algunos creen que tener piedad es cerrar los ojos, poner cara de imagen, cara de santo”. Eso no es el verdadero don de la piedad.

“Hay, además dijo el Papa, una estrecha relación entre la piedad y el sosiego. El don de la piedad que nos da el Espíritu Santo nos hace sosegados, tranquilos y pacientes, en paz con Dios y al servicio de los demás con sosiego”.

Francisco invitó, finalmente, a los peregrinos a pedir a Jesús este don de su Espíritu para vencer los miedos y dudas a fin de convertirse en valerosos testigos del evangelio.

Fuente: Aica

Gracias a todos los maestros: educar es una misión importante, que acerca a tantos jóvenes al bien, a la belleza y a la verdad.

— Papa Francisco (@Pontifix_cl) June 3, 2014